Uncategorized

Bizkaia Kopa Trail – Etapa 1: Arrieta

Vuelta a la carga, ahora sí y oficialmente. Domingo 29 de marzo, fecha en la que por fin tocaba volver a competir tras la lesión. En esta ocasión en la apertura del Bizkaia Kopa Trail, 20km de trail para volver como dios manda de cara a testar sensaciones para la Ultra Trail de Picos de Europa.

En resumidas cuentas, contento con los resultados. La carrera fue mas o menos según lo previsto, pese a que estaba mal indicado el kilometraje y no sabía si hacer caso a la señalización o al GPS, lo demás fue como a mi me gusta, de menos a mas, sin salir como locos y midiendome poco a poco con el terreno, las condiciones meteorológicas y mis condiciones físicas tras el parón.
La verdad es que había bastante barro como era de esperar y los avituallamientos me pillaron un poco por sorpresa en cuanto a que esperaba algo más que agua durante la carrera, igual habría estado mejor distribuir algo de lo del aviuallamiento final a lo largo del recorrido.
Barro, niebla y frío, que fue remitiendo a lo largo de la mañana, en parte por el sol y en parte por ir aumentando el ritmo a lo largo de los 20km.

Empezando como liebre de Oier, finalmente nos separamos a eso del Km13, en el momento en el que hubo que afrontar una gran subida (no se si fiarme del Garmin, pero andaba marcandome 35% y en algun punto 40% de desnivel, y lo suele clavar bastante…). A partir de ahí tiré prácticamente sólo, una bajada de unos cuantos kilómetros por terreno cómodo que parecía ser ya el final…pero no fue así. Cuando parecía que llegabamos al Km19 y sólo quedaba uno según la señalización llegaron un par de repechos que a mas de uno nos pillo a contrapie…

Aquí es donde vi mi punto flaco, el cuerpo estaba respondiendo bien, pero mi cabeza ha perdido la costumbre de forzar. Unos cuantos metros trotables que tuve que hacer andando porque no veía el momento de arrancar, el barro y pasar la señalización de los 20km y ver que eso no se acababa pudieron con mi cabeza…esta bien saber estas cosas para ver que hay que mejorar.
Se que físicamente estaba bien, dentro de lo bien que se puede ir despues de 19Km corriendo por barro y mas de 700m positivos a un ritmo de 5:50 aprox…lo sé porque llegó el punto en el que tras una curva salimos de una zona más arbolada y pude ver el pueblo a lo lejos, cuando ya llevaba 1 hora y 56 minutos y pico corriendo, con el objetivo de bajar de 2 horas.

En este punto a mi mente le saltó de nuevo el click, y me di cuenta que a lo sumo quedaba 1Km, y no había ni 4 minutos, por un momento pensé que ya no llegaba, pero al momento siguiente me vinieron a la mente situaciones como el Triatlón de Laredo pasado o la Behobia-San sebastián donde no cumplí mi objetivo en mente por unos pocos segundos, y me dije: “esta vez no”.
Apreté, apreté mucho. Ya entrados en una pista de hormigón empecé a bajar los pocos metros que pudieran quedar (por lo que indicaba el volumen de la música en meta) dando todo lo que tenía, que en números se t
raduce a: ultimos 500 y pico metros por debajo de 3:30min el Km con una máxima de 2:50…

El resultado: 1:58:59 según el Garmin. 1:59:08 según el tiempo oficial, puesto 65 y una sonrisa de oreja a oreja por haber cumplido los objetivos y sobre todo, por cerrar una etapa de aprendizaje. Empezamos la temporada 2015.

Entrenador Nacional de Triatlón Entrenador Personal Entrenador de Trail Running

WebSite

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *