Uncategorized

Nuevo Macrociclo

Nuevo macrociclo. Que dirás: “Joder, si que está mal la cosa para que tenga que hacer un post de cuando cambia de ciclo de entrenos el pesado este…”. Pero no van por ahí los tiros. Nuevo macrociclo en mi vida. Vamos, que significa que, después de muchos años ya haciendo prácticamente lo mismo, me ha tocado un cambio.

Sobre el último cambio, la vida, y un tatuaje.

Hace ya unos años, por circunstancias varias y decisiones propias (derivadas de aquellas circunstancias, así que no fue del todo voluntario…) acabé en un punto que recuerdo bastante oscuro a día de hoy. En resumidas cuentas: me volví de un Erasmus al de 10 días, y la vuelta a Bilbao fue algo decepcionante…sospresas inesperadas y giros retorcidos. Total, que tuve que buscarme prácticas, curro, y devolver toda la pasta de la beca (y otros gastos a parte) y demás jaleos domésticos…Vamos, que fue un reset en mi vida, empezar a poner ladrillos otra vez y construir un “algo”. En este punto de mi vida, es cuando empecé a correr asiduamente, y como el resto de mortales, en esas salidas me amueblaba la cabeza (poco después llegó el triatlón y este blog).
3 años después, cuando parecía que todo estaba zanjado: pareja y trabajo estable, etc..decidí cerrar esa etapa acabando mi primera maratón, y no podía ser otra que la de Bilbao, con salida y meta en el Guggenheim. Lugar por donde había corrido una y otra vez amueblando el coco. Y de ahí, vino luego el tatuaje. Tatuaje del Guggenheim, como santuario de mis propuestas y de que lo que me propusiera no quedase sólo en mi cabeza, sino que lo llevara a cabo. Y el lugar, en la pierna, estaba claro, se lo habían ganado.

Sobre el nuevo macro

Que no viene a ser, mas que la continuación del anterior (y que ya tiene su propio tatuaje planificado). El origen: año y pico atrás. Que lo mismo que la vida te la curras y te sonríe, a veces las cosas se tuercen. Y pasas de tener una pareja estable, un curro fijo, una casa y una perraloba (en lo de la loba el tatuaje se lo llevó la bici, y ha acabado siendo mi “logo personal”), a no tener perra, no tener pareja, pasarlas canutas para pagar los gastos a fin de mes con una nómina de un trabajo del que ya no esperas mucho.

Y aquí, es donde de nuevo resurge la Resiliencia, y un trampolín. Y donde, después de un año volcado en el deporte, reamueblando, redescubriéndote y conociendo gente extraordinaria por el camino, decides reinventarte. Porque la vida son ciclos. Y ahora toca ponerse en el punto de partida, voluntariamente, para crear algo gordo. Para recuperar la pasión por el día a día (que ojo, no pienso que mi vida sea una miseria ni mucho menos).

Toca plantearse, que quiero hacer de lo que me gusta, de lo que me mueve tanto, sea mi forma de vida, y ese es el nuevo proyecto personal, y en el que tanto ando volcado (sobre todo mentalmente) estos últimos meses.

Sobre el apagón

Que a lo mejor pasó desapercibido. Pero el 17 de Abril, “desaparecí” de las redes sociales, al menos como Pablo Docal. Mantuve esta web, que es mi niña pequeña, y su correspondiente página de Facebook (gestionada por mi hermano al que le debo un enorme favor). En lo personal, me ausenté, adiós Facebook, adión Instagram, y adiós Twitter, o quizá más bien, un hasta luego. Pero en ese momento necesitaba prescindir de esos “ladrones de productividad” y emplear toda mi energía en el proyecto que ahora mismo está empezando a dar sus frutos.

De momento, y con este post tan ambiguo y a la vez tan personal, tengo que dejarlo ahí. A medida que de pasitos en mi camino, claramente que lo iré contando, pero de momento, estoy con los cimientos.

Un abrazo a todo el que, tras el tiempo que sea, sigue leyendo estas líneas.
Salud y km!

Entrenador Nacional de Triatlón Entrenador Personal Entrenador de Trail Running

WebSite

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *