Uncategorized

Triathlon Vitoria 2015

3 razones por las que me moría por hacer este tri: El buen sabor de boca del año pasado, quitarme el mal sabor de boca del Bilbao Triathlon, y ver que los últimos entrenos estaban dando como para que se alinearan los astros y consiguiera hacer sub 5h en un Half…pero estamos corriendo mucho…hay un largo camino a la meta, empecemos por el principio.

SWIM (1900m)

No pudo ser aquí el añado pasado ni en Bilbo este año, pero por fín correr con mi hermano es algo que se agradece mucho!
Ahí que nos plantamos los pupilos del Coach Etxeza y algún osado más en primera fila, en el lugar perfecto para meter un buen arreón al principio y coger buena posición (tal y como habíamos entrenado). Suena la sirena de inicio, empieza el Caos. Según empiezo a nadar (y nadar bastante ligero), empiezo a comer palos por todos lados…y ya no hablo de codazos o patadas (que también recibí y casi pierdo las gafas), que puedo entender que son involuntarias, hablo de agarrones a mano cerrada en los tobillos en varias ocasiones y de intentar pasar por encima haciéndome tragar agua dos veces seguidas cuando intento coger aire…hablo de actitud. Salí muy cabreado, en ese momento quería retirarme…por suerte o por desgracia, estaba sufriendo continuos sandwiches que me obligaban a seguir el rumbo del banco de triatletas…
Tras unos cuantos minutos de agonía, conseguí hacerme un hueco y empezar a nadar cómodo, olvidándome un poco de los ritmos que teníamos pensados para poder calmarme un poco y buscar las fuerzas y motivación para seguir, que es a lo que se dedicó la cabeza durante el resto de la natación…finalmente salí del agua en 34minutos 46 segundos, dos minutos por encima del tiempo esperado…(posición 261), seguida de una mala transición, 3 minutos 12 segundos, teniendo planeado hacer menos de 3 minutos…
A continuación un vídeo de lo que fue la salida al agua…y nosotros en primera fila…

BIKE (95Km)

Empezando la bici, dejando atrás el amargo sabor del agua…
El mismo recorrido del año pasado, así que poco reseñable. Una bici al ritmo de mi compañero Gorka Arkotxa, que también buscaba el sub5, respetando el drafting en todo momento, que de hecho nos vino otro que no conocíamos de nada en la segunda vuelta y nos dijo que llevabamos juntos desde el agua y que habíamos respetado todo el rato y que no comprendía lo de las grupetas…
Fuera aparte de ese tema, que no voy a entrar en ello, (cada uno sabrá para que se gasta más de 5000€ en una cabra para ir en grupo), un sector de bici “reservón“. 
Una media de unos 34Km/h aproximadamente, por desgracia en el tercer avituallamiento, di sin querer al Garmin y salté de modo, así que perdí todas las referencias y tiempos…tocó reinventarse…intenté guardarme un poco las piernas para evitar el desastre en Bilbao, cadencia alta, y conteniéndome en los ritmos. Una bici inteligente, que me suele costar, perdiendo unos cuantos puestos pero sin importarme sabiendo que hacía lo correcto, en varios sentidos. (Puesto 372 en el sector)

RUN (21Km)

Disfrutando de la carrera a pie al máximo!
Por fin entramos en Vitoria y dejamos la bici. Una T2 rápida de las que me gustan, la segunda más rápida de todos los que hicimos el Half (por 2 segundos sólo!!), entrar salir y empezar a correr. Era el momento de apretar, este año en lo que voy fuerte es en la carrera a pie, las carreras de las BKT se han notado.
Empezamos a correr, y en el Km3 de lo más imprevisto, un calambrazo en el isquio derecho que me hace parar a estirarlo, una vez controlado, marcho con mucha cadencia y poco movimiento de isquios hasta el siguiente avituallamiento donde me meto un pastillazo de sales e intento ir poco a poco recuperando ritmo…A parte de plátano y algo de isotónico.
Voy recuperando la técnica y los ritmos y sigo avituallándome con cabeza, cosa que se va notando, porque empiezo a apretar sin problemas, puedo correr bien algo más rápido de lo que esperaba, controlando el no pasarme de vueltas, pero manteniendo un ritmo fuerte.
Voy poco a poco pasando kilómetros, minutos y triatletas y cada vez corro más cómodo, más motivado y más contento de no repetir lo de Bilbao.
Finalmente, tras una media maratón en 1h 35min y 59 segundos y muchos puestos recuperados, entro en meta. Meta del Half, no del Ironman como debería haber sido, pero ayer me quedó claro que todo pasa por algo.
El objetivo era acercarme lo más posible a las 5h, si era por abajo mucho mejor. Pero en esta ocasión no pudo ser…el tiempo oficial dice que me he quedado por encima: 5 horas, 4 minutos y 41 segundos. 
Puesto final: 199 de 789 finishers, 28 que no acabaron, 77 que no se presentaron y 22 descalificados. En mi grupo de edad quedo el puesto 19, tres puestos más que el año pasado, pero a 30 minutos del primero de mi grupo respecto a los 40 del año pasado…(el año pasado estábamos 43 y este año 75). 
Equipazo que corrió ayer en Vitoria (más algún despistado que seguro que se estaba poniendo fino en el avituallamiento)
En resumen, y para no extenderme más, voy a decir 3 cosas buenas y 3 malas (creo que a partir de ahora voy a hacerlo así en las crónicas)
Podio:
  1. Para Laura y Andrea sin duda (y la parte de familia que no animó si no que corrió a mi lado como un titan, 😉 zorionak!). Madrugón desde Bilbao para animar desde el primer momento…cielo ganado. También al resto de gente que estuvo animando, ir hasta vitoria a animar honra mucho! Gracias.
  2. Obviamente, y segundo por estar en otro plano y no por tener menos mérito, a Mikel Echezarreta. Que diferencia de trabajar sólo a alguien con quien te guía, te motiva y te hace superarte cada día. Un orgullo de entrenador. Aun tenemos trabajo por delante, pero viendo como va la cosa se que va a acabar bien! Justo hoy se cumplen 7 meses de la caída que me reventó el ligamento del hombro y no pensé para nada que hoy me sentiría así…Al decir adiós al Iron veía esta fecha como un día oscuro…y para nada!
  3. A Vitoria en si. El ambientazo que siempre hay, los pasillos de gente aplaudiendo hasta tal punto de ensordecer…increíble…da alas! Y por supuesto a la organización, voluntarios, policías, etc etc que hacen que no sólo la carrera sea posible, si no que sea una auténtica pasada. 
Tarjetas amarillas:
  1. (Esta debería ser roja) Grupetas, y ya no sólo quien va en ellas, si no quien te anima a meterte en ellas y se extraña si les dejas pasar y te preguntan extrañados si estás bien porque te estás quedando atrás o van metidos en una sin dar pedales siquiera.
  2. La gente en la natación. He recibido en carreras, pero ayer la actitud era otra…se notaba que no eran accidentes, había agarrones, aguadillas, etc…creo que ni es deportivo ni ético…cada vez se está extendiendo más la cultura de que en el agua tiene que haber golpes si o si y el “yo también he repartido!” que tanto se oye…es una pasada la diferencia entre una travesía a nado pura y dura al sector de natación de un tri…una pena.
  3. Los jueces, en varias ocasiones les indiqué claras grupetas y les dije que no permitiesen eso y tras varios minutos pegados a ellos (y ellos dentro de la zona de drafting) sólo les vi hablando con uno (creo que diciéndole que parara en el siguiente penalty box, pero sin mostrar tarjeta). Creo que la única forma de cortar el tema este tan repetido es ponerse firmes y que la gente vea que se le puede colgar una carrera por hacer trampas a sabiendas.

Entrenador Nacional de Triatlón Entrenador Personal Entrenador de Trail Running

WebSite

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *